SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.11 issue2Psychometric properties and dimensionality of the spanish version of the Father Involvement Scale (FIS)Obstacles towards gender violence comprehension: influence of sexism and academic training in gender issues author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Acción Psicológica

On-line version ISSN 2255-1271Print version ISSN 1578-908X

Acción psicol. vol.11 n.2 Madrid Dec. 2014

http://dx.doi.org/10.5944/ap.11.2.14176 

 

 

Propiedades psicométricas y dimensionalidad de la versión española para niños y adolescentes del Personality Assessment Questionnaire (PAQ)

Psychometric properties and dimensionality of the spanish version of the Personality Assessment Questionnaire (PAQ) for children

 

 

María J. González-Calderón1 y Juan Carlos Suárez2

1 Departamento de Psicología, Facultad de Ciencias de la Salud y la Educación (UDIMA).
2 Departamento de Metodología de las Ciencias del Comportamiento, Facultad de Psicología (UNED).

Esta investigación ha sido financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación mediante el proyecto PSI2011-28925.

Dirección para correspondencia

 

 


RESUMEN

El objetivo del presente estudio es examinar las propiedades psicométricas de la versión española para niños del Personality Assessment Questionnaire (PAQ; Rohner y Khaleque, 2005), así como analizar su dimensionalidad. Para ello, 469 sujetos procedentes de distintas escuelas públicas de diferentes ciudades españolas, con edades comprendidas entre los 9 y los 16 años participaron en el estudio (Media de edad: 13.11; DT: 2.5). Tras llevar a cabo un análisis factorial confirmatorio del instrumento, se corroboró la estructura dimensional de la versión original del PAQ. Asimismo, los análisis revelaron una adecuada consistencia interna, tanto la relativa a la escala global (α = .82) como la referente a cada dimensión separadamente. La validez de criterio obtenida mediante el estudio de constructos relacionados con el ajuste psicológico que evalúa el PAQ también resultó significativa, confirmándose los resultados obtenidos en estudios previos. Los datos relativos a la validez convergente, empleando para su análisis las principales dimensiones del Youth Self Report (YSR; Achenbach y Rescorla, 2001), sugieren que ésta es adecuada. Futuros estudios, por un lado, se centrarán en continuar examinando la capacidad de discriminación del instrumento, empleando para ello grupos criteriales, así como su utilidad en los distintos grupos de edad y, por otro lado, en examinar la estabilidad temporal del instrumento.

Palabras clave: adolescentes; ajuste psicológico; evaluación; niños; propiedades psicométricas.


ABSTRACT

The aim of this study is to examine the psychometric properties of the Spanish version of the Personality Assessment Questionnaire for children (PAQ; Rohner y Khaleque, 2005), as well as to analyze its dimensionality. 469 subjects from several public schools in different Spanish cities whose ages ranged from 9 to 16 took part in the study (Mean age: 13.11; SD: 2.5). After carrying out a confirmatory factor analysis of the instrument, the dimensional structure of the original version of the PAQ was corroborated. Additionally, results reveale an adequate internal consistency for the global score (α = .82) as well as for each single dimension. Crierion validity was also significant, confirming the results obtained in previous research. Data related to convergent validity using the main dimensions of the Youth Self Report (YSR; Achenbach y Rescorla, 2001) suggest it is appropriate. Further studies will focus on examining in depth the level of discrimination of the instrument by means of criterial groups as well as its usefulness within different age groups. The stability of the PAQ over time should also be examined.

Key words: adolescents; assessment; children; psychological adjustment; psychometric properties.


 

Introducción

La teoría de la aceptación y el rechazo interpersonal (IPARTheory) es una teoría de la socialización y el desarrollo a lo largo de todo el ciclo vital que intenta predecir y explicar los principales motivos, consecuencias y otros correlatos del rechazo y la aceptación que tienen lugar en el contexto de las relaciones interpersonales, especialmente aquellos procedentes de las interacciones con los padres y madres (Rohner, 1986; 2004; Rohner y Rohner, 1980). Consta de tres subteorías, entre las que destaca la Teoría de la Personalidad, desde la cual se postula que los niños de cualquier parte del mundo, independientemente del sistema sociocultural en el que se desenvuelvan, su grupo étnico, género y otras variables relacionadas, responden en esencia del mismo modo cuando perciben que son aceptados o rechazados por parte de sus padres u otras figuras de apego o significativas. Rohner y sus colegas buscan corroborar este postulado en distintas poblaciones y explicar las principales consecuencias que en los ámbitos psicológico y de la personalidad tienen tanto la aceptación como el rechazo parental percibido. Desde esta teoría, el concepto de personalidad se define como el conjunto de predisposiciones más o menos estables que presenta un individuo a responder ante diversas situaciones o contextos vitales, así como a los modos en que tiene lugar dicha respuesta (Rohner, Khaleque y Cournoyer, 2012).

La IPARTheory asume que cuando la necesidad que tienen los niños de obtener una respuesta positiva por parte de los padres u otras personas significativas para ellos no es satisfecha, éstos muestran una tendencia adquirida filogenéticamente a desarrollar una constelación específica de disposiciones de personalidad de índole negativa (Rohner, 1999), las cuales se enumerarán más adelante. Cuando los niños se hacen mayores, dichas disposiciones tienden a formar un patrón de personalidad negativo y estable denominado "síndrome de rechazo" (Rejection Syndrome) (Rohner, 2004), el cual afecta negativamente al ajuste psicológico de los individuos y, por ende, a su comportamiento a lo largo de la vida (Khaleque y Rohner, 2002, 2011, 2012). En concreto, la percepción de ser rechazado por parte de los padres, así como por otras figuras de apego, parece desencadenar diversos problemas de personalidad, tales como hostilidad, agresión, falta de respuesta emocional, dependencia inmadura o defensiva (dependiendo de la forma, frecuencia, duración e intensidad del rechazo percibido y del control parental), sentimientos de autoestima y autoeficacia disminuidos, inestabilidad emocional y una visión negativa del mundo (Rohner et al., 2012). Quienes se sienten rechazados pueden "cerrarse" emocionalmente hablando en un intento de protegerse del daño que futuros rechazos pudieran ocasionarles; en otras palabras, se vuelven emocionalmente menos receptivos o sensibles, lo que puede llevarles a tener problemas a la hora de expresar amor o de aceptar aquel proveniente de los demás; también pueden volverse "defensivamente" independientes, lo que puede llevar a un proceso por el que se rechaza a aquellos que a su vez les rechazan a ellos, y conducir así a un ciclo de violencia u otros problemas interpersonales importantes. Esto conduce al desarrollo de sentimientos de autoestima y autoeficacia disminuidos, que junto a la ira y otras consecuencias del rechazo percibido anteriormente mencionadas tienden, a su vez, a disminuir la capacidad de los individuos para manejar el estrés de manera eficaz, lo que conduce a una mayor inestabilidad emocional. Lo anteriormente descrito suele conllevar el desarrollo de una visión negativa del mundo (de la vida, de las relaciones interpersonales y de la naturaleza de la propia existencia humana) del que los individuos rechazados consideran que no deben fiarse por constituir un lugar hostil, frío, inseguro, amenazante o peligroso (Rohner, 1986; 1999).

Teniendo en cuenta los postulados de la subteoría de la Personalidad se elaboró en 1971 un instrumento que permitía evaluar el ajuste psicológico de los individuos en función de sus propias percepciones al respecto, el Personality Assessment Questionnaire (PAQ; Rohner y Khaleque, 2005), el cual estaba definido por las siete disposiciones negativas de personalidad previamente mencionadas, las cuales son centrales en dicha subteoría: (1) hostilidad/agresión, que incluye la agresión pasiva, así como los problemas con la gestión de la hostilidad y la agresión; (2) dependencia (o independencia defensiva, dependiendo de la forma, frecuencia, severidad, momento y duración del rechazo percibido); (3) sentimientos de autoestima negativos; (4) sentimientos de autoeficacia negativos; (5) baja o nula respuesta emocional; (6) inestabilidad emocional; y (7) visión del mundo negativa. Tomadas en su conjunto las siete escalas representan, según sus autores, una medida del desajuste psicológico global de los sujetos, el cual desde la IPARTheory se considera universalmente asociado a la experiencia de aceptación o rechazo por parte de los padres u otras figuras de apego a lo largo de la vida (Rohner y Khaleque, 2008).

Este autoinforme no sólo está vinculado a esta teoría sino también a las definiciones de personalidad y ajuste psicológico que desde ella se proponen. Está alejado de los habituales instrumentos de evaluación de la "personalidad " infanto-juveniles, como los de Eysenck y sus dimensiones de extraversión, neuroticismo y psicoticismo, los de Cattell y sus factores de personalidad, o los de McCrae y Costa o Caprara, que buscan evaluar los cinco grandes (Big Five), entre otros autoinformes. De hecho, el PAQ se aproxima más bien a las habituales medidas de screening o cribaje psicopatológico al uso, como los listados de síntomas autoinformados de Achenbach.

Debido a que uno de los objetivos de la construcción del PAQ era facilitar su uso transcultural, para su desarrollo se siguieron las siguientes consideraciones: a) las escalas debían tener aplicabilidad mundial; b) los términos de cada escala debían tener referentes internacionales comunes; y c) el estilo de los ítems debía alejarse del inglés correcto y estándar (Rohner, 1978).

Según sus autores, su principal ventaja la constituye el hecho de ser la única medida que permite evaluar aquellas características específicas de la constelación de la personalidad que se considera que están universalmente asociadas a la experiencia de aceptación o rechazo parental. De hecho, los resultados de numerosos estudios transculturales que han empleado el PAQ e implican a miles de participantes muestran consistentemente que alrededor del 80% de los niños y adultos evaluados se ajustan a lo que predice esta teoría de la personalidad. Asimismo, también se ha corroborado que, independientemente de la cultura, el grupo étnico, la ubicación geográfica y otras variables relacionadas, aproximadamente entre el 20% y el 26% de la variabilidad del ajuste psicológico de los niños se debe a la aceptación o el rechazo parental "percibido", dependiendo de la población objeto de estudio (Riaz, 2010; Rohner et al., 2012). En concreto, tal y como postula la subteoría de la personalidad, la experiencia de rechazo percibida tiende a asociarse positiva y significativamente con la presencia de desajustes psicológicos (Rohner, 1986; Rohner, Khaleque y Cournoyer, 2003); por el contrario, la calidez parental percibida correlaciona positiva y significativamente con el ajuste psicológico en diferentes culturas, grupos étnicos, sexos y límites geográficos (Khaleque, 2013; Riaz, 2003; Yoo y Miller, 2011). Esto se ha confirmado en diversos estudios procedentes de distintos países y culturas, como Finlandia (Khaleque, Rohner, Riaz, Laukkale y Sadeque, 2008), Estados Unidos (Matejcek y Kadubcova, 1983; Rohner, Roll y Rohner, 1980; Ruiz, Roosa y Gonzales, 2002; Veneziano, 2000; Veneziano y Rohner, 1998), Pakistan (Imam, 2004; Khaleque et al., 2008; Riaz, 2003), la antigua Checoslovaquia (Matejcek y Kadubcova, 1983), México (Matejcek y Kadubcova, 1983; Rohner et al., 1980; Rubin et al., 2004), España (Carrasco y Rohner, 2013), Colombia (Lila, García y Gracia, 2007),Corea (Kim, 2008), Holanda (Hale, van Der Engels y Meeus, 2005), Grecia (Demetriou y Christodoulides, 2011) o Ucrania (Cournayer et al., 2005), entre otros.

Numerosas investigaciones llevadas a cabo en los años 90 ya habían demostrado la influencia significativa que poseen la calidez y la aceptación parental en el desarrollo tanto psicológico como social y educativo de los niños (Lamb, 1997; Lewis, 1997; Rohner, 1998). No obstante, existen algunas excepciones a esta regla general, ya que hay algunos estudios que indican que ciertas variables podrían tener un papel modulador en esta relación; por ejemplo, la clase social en algunas culturas parece tener un papel regulador (Rohner et al., 1980); asimismo, la relación entre la aceptación parental percibida y el ajuste psicológico infantil parece depender de los niveles de poder y prestigio que el niño considera que tiene el padre (Carrasco y Rohner, 2013); también se han encontrado diferencias en función del grupo étnico estudiado (Veneziano, 2000). Por otro lado, es importante destacar que la literatura sugiere que la percepción de la aceptación por parte de los padres es al menos tan importante como la aceptación materna percibida (Rohner, 1998; Rohner y Veneziano, 2001), aunque los comportamientos de ambos, padres y madres, conllevan efectos diferenciados sobre el ajuste psicológico de sus hijos (Veneziano, 2000).

A pesar de que el PAQ se ha empleado en diferentes culturas y poblaciones, en las que se ha constatado que es un buen instrumento de evaluación del ajuste psicológico de los niños, existe la necesidad de proporcionar apoyo empírico a este instrumento empleado desde la IPARTheory en muestras españolas, lo que permitiría, consiguientemente, examinar la relación entre la aceptación y el rechazo parental percibido y el (des)ajuste psicológico de niños y adolescentes españoles; por ello, los objetivos del presente estudio son, por un lado, examinar la dimensionalidad de la versión española del PAQ en población infanto-juvenil; y, por otro lado, analizar las propiedades psicométricas del mismo, para comprobar si éste puede ser empleado con las suficientes garantías en el estudio de los efectos de la aceptación y el rechazo parental.

 

Método

Participantes

La muestra estuvo compuesta por 469 niños y adolescentes españoles procedentes de la población general (45% niños y 55% niñas) con edades comprendidas entre los 9 y los 16 años (Media de edad: 13.11; DT: 2.5). La mayoría vivían con sus padres biológicos, los cuales tenían empleos de larga duración cualificados o semicualificados, si bien sólo una minoría de los padres y madres poseía un título universitario. La práctica mayoría pertenecían al grupo étnico "blanco europeo" y se consideraban católicos.

Los participantes fueron seleccionados por muestreo aleatorio simple de diversos colegios públicos de varias ciudades españolas, los cuales también eran mixtos (tenían en sus aulas escolares de ambos sexos). Los criterios de inclusión de la muestra fueron, por un lado, poseer la autorización parental y, por otro, presentar el protocolo de evaluación totalmente cumplimentado.

Instrumentos de evaluación

Los instrumentos utilizados en el presente estudio consistieron todos en autoinformes cumplimentados por los propios menores. A continuación, se describen tanto el PAQ como los empleados para analizar las propiedades psicométricas del mismo.

Formulario de datos personales

Se elaboró un formulario ad hoc para recoger información sociodemográfica, como sexo, edad, grupo étnico de pertenencia, religión, estado civil de los padres, progenitores con los que convivían, así como nivel educativo y profesional de éstos, entre otros aspectos.

Personality Assessment Questionnaire-Child version (PAQ; Rohner, 1978, 1990; Rohner y Khaleque, 2005)*

El PAQ es un instrumento autoinformado diseñado en 1971 para evaluar las percepciones que los individuos tienen de sí mismos en relación a siete dimensiones de personalidad, las cuales reflejan su estado de salud mental: a) hostilidad/agresión (e.g.: "Tengo ganas de pegar a algo o a alguien"); b) dependencia (e.g.: "Me gusta que mis padres me atiendan cuando me hago daño o estoy enfermo"); c) autoestima negativa (e.g.: "Creo que no soy bueno y que nunca lo seré"); d) autoeficacia negativa (e.g.: "Creo que soy un fracaso"); e) baja respuesta emocional (e.g.: "Me cuesta mostrarme como realmente soy ante alguien que me gusta"); f) inestabilidad emocional (e.g.: "Me altero cuando las cosas no salen bien"); y g) visión del mundo negativa (e.g.: "Considero que la vida está llena de peligros"). Está escrito en presente y solicita a los sujetos que reflejen sus sentimientos acerca de sí mismos, los verdaderos, no los ideales.

Existen dos versiones del PAQ disponibles: el PAQ adulto y el PAQ para niños. Este último, objeto de análisis en el presente estudio, contiene seis ítems por escala, por tanto, un total de 42 ítems. Estos se responden en una escala tipo Likert de cuatro puntos: "casi siempre verdad" (4); "muchas veces verdad" (3); "a veces verdad" (2); y "casi nunca verdad" (1). Todas las escalas se han diseñado para que la puntuación más elevada (4) indique el comportamiento que la teoría predice que está más asociado con el rechazo paterno, es decir, altos niveles de hostilidad, dependencia e inestabilidad emocional, niveles más bajos de autoestima, autoeficacia y respuesta emocional, así como una visión más negativa del mundo. No obstante, para minimizar la aquiescencia o las tendencias de respuesta, catorce ítems se redactaron de modo que una puntuación alta revelara lo contrario (independencia, autoestima positiva, alta respuesta emocional...), los cuales se señalan en el apéndice 1 del presente artículo con un asterisco. La suma de las puntuaciones en las siete escalas permite obtener una puntuación total que oscila entre 42 y 168; cuanto mayor sea ésta, menos adaptado psicológicamente se percibe un sujeto a sí mismo.

 

 

Numerosos estudios en diferentes poblaciones han mostrado los excelentes niveles de fiabilidad y validez del PAQ, que garantizan su empleo en investigaciones transculturales (Khaleque y Rohner, 2002; Lila et al., 2007; Rohner, 1990, 1998; Rohner y Chaki-Sircar, 1988; Rohner y Khaleque, 2005). De hecho, tras realizar un meta-análisis de 51 estudios, Khaleque y Rohner (2002) concluyeron que el PAQ es una medida fiable que puede emplearse con distintos grupos étnicos, ya que el coeficiente alpha promedio del PAQ global fue.83. En relación a su validez convergente, se ha comprobado que las puntuaciones del PAQ autoinformadas por los niños correlacionan positiva y significativamente con las valoraciones de adultos cercanos, como madres adoptivas, trabajadores sociales y terapeutas relativas al ajuste psicológico de los niños (Cournoyer, 1989; Rohner, Bourque y Elordi, 1996).

Se han observado ciertas diferencias de género en las respuestas a las distintas escalas o dimensiones del PAQ: los niños parecen puntuar más alto en agresión-hostilidad, mientras las niñas lo hacen en inestabilidad emocional (Hussain y Munaf, 2012), algo esperable en función de la literatura reciente del ámbito de la psicopatología infanto-juvenil.

Youth Self Report (YSR; Achenbach y Rescorla, 2001)

Instrumento de screening psicopatológico autoinformado que evalúa problemas emocionales y conductuales a través de 112 ítems, cada uno de los cuales se valora en una escala likert con tres opciones de respuestas: 0 "no es cierto", 1 "algo, algunas veces cierto" y 3 "cierto, muy a menudo o bastante a menudo". El YSR posee las siguientes dos escalas, con sus correspondientes subescalas: a) problemas interiorizados (ansiedad-depresión, retraimientodepresión, quejas somáticas); y b) problemas externalizados (conducta agresiva y ruptura de normas). A mayor puntuación en las escalas, mayor grado de psicopatología. Para valorar la validez convergente del PAQ se emplearon tanto las puntuaciones en ambas escalas como la puntuación global del YSR, la cual se extrae de la suma de estas dos y otras escalas adicionales relativas a problemas de atención, sociales, cognitivos y comportamentales.

The perceived interpersonal Parental Power and Prestige Questionnaire (3PQ; Rohner; 2011) **

Este instrumento evalúa la percepción que los hijos poseen sobre el poder y el prestigio que consideran que tienen sus padres (frente a sus madres) mediante las siguientes dos dimensiones, cada una constituida por cinco ítems: a) Poder (representa la habilidad del padre o la madre para influir en la opinión y comportamiento de sus hijos); y b) Prestigio refleja la aprobación social, estima, respeto y admiración hacia el padre o la madre por parte de sus hijos).

Los ítems se contestan en la siguiente escala tipo Likert: "Fundamentalmente mi madre" (1); "Mi madre más que mi padre" (2); "Mi madre y mi padre por igual" (3); "Fundamentalmente mi padre" (4); y "Mi padre más que mi madre" (5). Por tanto, el rango de puntuaciones por dimensión oscila entre 5 y 25, donde aquellas inferiores a "15" revelan la percepción de que las madres tienen más poder o prestigio que los padres; puntuaciones por encima de esas cifras indican la tendencia contraria.

Versión adaptada del Father Involvement Scale (FIS; Finley y Schwartz, 2004)

En el presente estudio se empleó una adaptación ad hoc del FIS, que evalúa el nivel de implicación de los progenitores varones en diferentes dominios de desarrollo de sus hijos (intelectual, emocional, físico, social, etc.). Para ello emplea una escala de 20 ítems, que se corresponden con otros tantos dominios. La pregunta presentada es siempre la misma, "¿Cuánto se implica mi padre en...?", seguido por el correspondiente dominio, ante el cual se debe responder en la siguiente escala tipo Likert: "casi siempre" (4); "bastantes veces" (3); "raras veces" (2); y "casi nunca" (1). Ningún ítem se puntúa a la inversa. La puntuación global se obtiene mediante la suma de cada uno de los 20 ítems, de modo que el rango de puntuaciones posibles oscila entre 20 y 80.

Parental Acceptance-Rejection Questionnaire-Control; Father and Mother versions (Child PARQ; Rohner, 1990; Rohner y Khaleque, 2005) ***

Instrumento autoinformado que evalúa la aceptación y el rechazo, tanto materno como paterno, percibido por los hijos. La mayoría de los ítems se refieren a comportamientos de los padres más que a las actitudes de éstos.

En este estudio se empleó tanto la versión abreviada para padres (PARQ-P) como la de madres (PARQ-M), las cuales son idénticas, variando únicamente la figura sobre cuyas conductas se pregunta. En ambas se examinan las siguientes cuatro dimensiones mediante 29 ítems: 1) cariño-afecto (valora las relaciones padres-hijos en las que se percibe que los primeros dan amor y afecto a los segundos); 2) hostilidad-agresión (analiza las condiciones en las que los sujetos creen que los padres se enojan, están amargados, resentidos e intentan hacerles daño física y verbalmente); 3) indiferencia- negligencia (valora las condiciones en las que los sujetos no ven a sus padres interesados o preocupados por ellos, creen que les prestan poca atención o no quieren pasar tiempo con ellos); y 4) rechazo indiferenciado (evalúa las condiciones en las que los sujetos perciben que sus padres les rechazan, si bien dicho rechazo no es aquel claramente agresivo, o no cariñoso, ni implica abandono).

Los ítems se puntúan en la siguiente escala Likert: "casi siempre verdad" (4); "muchas veces verdad" (3); "a veces verdad" (2); y "casi nunca verdad" (1), excepto los que constituyen la dimensión "cariño-afecto" y dos ítems adicionales (16 y 20), cuya valoración es inversa. La suma de los ítems de las cuatro escalas proporciona una medida global de la aceptación y el rechazo percibidos, cuyas puntuaciones oscilan desde 24 (máxima aceptación percibida) hasta 96 (máximo rechazo percibido).

Procedimiento

En primer lugar se llevó a cabo la traducción de la versión original del PAQ. A la hora de realizar el proceso de traducción y adaptación del test se han seguido las directrices propuestas por la Comisión Internacional de Test (ITC) para la adaptación de test de unas culturas a otras. Posteriormente, se fue perfilando la redacción definitiva de cada uno de los ítems para adaptarlos a la correcta expresión en castellano. Una vez obtenida la versión considerada definitiva por parte de los expertos (véase Apéndice 1), se procedió a la búsqueda de la muestra. Una vez seleccionada ésta, se solicitó la autorización de los distintos centros escolares colaboradores y posterior consentimiento paterno de los alumnos de los grupos participantes.

La recogida de datos se llevó a cabo en grupos coincidiendo con los alumnos presentes en cada aula evaluada. La participación de los escolares fue voluntaria, garantizándose el anonimato de sus respuestas. Las instrucciones proporcionadas, así como las condiciones de evaluación, fueron similares en todos los grupos.

Finalizada la recogida y depuración de los datos se procedió al análisis estadístico de los resultados. Este incluyó, en primer lugar, el estudio de las características descriptivas de la muestra, así como el análisis de la estructura interna original del PAQ propuesta por Rohner (1990) mediante análisis factoriales confirmatorios de primer y segundo orden. Por último, se analizaron las propiedades psicométricas de la escala y de las distintas dimensiones que la constituyen (fiabilidad, validez de criterio y validez convergente) y se obtuvieron los baremos del instrumento separadamente para cada sexo y cuatro grupos de edad distintos. Los programas estadísticos empleados fueron SPSS 19.0 y LISREL 8.71.

 

Resultados

De acuerdo con el modelo teórico utilizado para la elaboración del PAQ, se propuso una estructura factorial de primer orden, constituida por seis factores (Hostilidad, Autoestima Negativa, Autoeficacia Negativa, Baja Respuesta Emocional, Inestabilidad Emocional y Visión Negativa del Mundo), haciendo saturar cada ítem en su dimensión teórica.

Los ítems de la dimensión Dependencia no se incluyen en el análisis factorial por dos motivos: 1) la relación entre esta variable y la percepción de aceptación-rechazo parental no es unívoca, según se extrae de la IPARTheory, sino que depende de los niveles de la misma que presente un determinado sujeto, bien extremos (bajos o altos) bien medios; y 2) la dimensión dependencia muestra una relación inversa con el resto de las dimensiones (la correlación negativa que puede apreciarse en la Tabla 1), lo que podría dificultar la interpretación de los resultados del análisis factorial.

 

 

Tras someter el modelo original (modelo 1) propuesto por Rohner (1990) a un AFC utilizando mínimos cuadrados no ponderados, se obtuvieron los siguientes índices globales de bondad de ajuste: χ2Satorra-Bentler (g.l = 579; p = .00) = 1857,14; RMSEA = .074 con un intervalo al 90% comprendido entre .071 y .078; GFI = .91; y AGFI = .90.

Con estos resultados no es posible rechazar la hipótesis que sostiene que el modelo propuesto por el autor se reproduzca en la muestra española.

En la figura 1, se muestra la solución completamente estandarizada del modelo 1. Como puede apreciarse, dada la elevada correlación entre los distintos factores (véase tabla 1), se estima razonable poner a prueba un segundo modelo (modelo 2) unidimensional que incluya un factor de segundo orden que explique los primeros.

 

 

En el ajuste de un modelo factorial de segundo orden se obtuvieron los siguientes índices: χ2Satorra-Bentler (g.l = 573; p = .00) = 1839,81; RMSEA = .074 con un intervalo al 90% comprendido entre .071 y .078; GFI = .91; y AGFI = .90.

En la figura 2 se muestra la solución completamente estandarizada del modelo estructural.

 

 

Por tanto, los resultados confirman la dimensionalidad de la versión original del PAQ, al haberse obtenido índices de bondad de ajuste adecuados, tanto en el análisis factorial confirmatorio de primer orden como en el de segundo orden, evidenciando la existencia de seis factores, los cuales a su vez son explicados por un único factor general de orden superior que podría denominarse Ajuste Psicológico y equivaldría a la Personalidad apuntada por la IPartheory.

Características psicométricas básicas

En la tabla 2 se presentan las características psicométricas básicas, tanto de la escala global como de las distintas dimensiones que la constituyen, según los análisis confirmatorios previamente presentados. Se aprecian unos coeficientes de consistencia interna aceptables en las escalas, que oscilan entre α = .53 (visión negativa del mundo) y α = .71 (hostilidad), siendo adecuado y alto el relativo a la puntuación global del PAQ (α = .82). La única excepción la constituye la dimensión "baja respuesta emocional", con un valor inferior al resto (α = .35). Este dato es semejante al que puede encontrarse en el manual del instrumento, ya que el coeficiente más bajo encontrado por Rohner también se asocia a esta escala, si bien es algo superior al de nuestro estudio (α = .46). Por otro lado, el poder de discriminación promedio también es adecuado, tanto el concerniente a la escala entera (.35), como los referentes a cada dimensión individual, cuyos valores oscilan entre .53 y .71 (véase tabla 2) siendo todos ellos, por tanto, superiores a .30, como sugieren Nunnally y Berstein (1994); la única excepción la constituye de nuevo la escala "baja respuesta emocional" (.19).

 

 

Con el objeto de obtener evidencias de la validez de criterio de la adaptación española del PAQ, se estudiaron las correlaciones entre las dimensiones del mismo, así como la puntuación global, con las procedentes de otros instrumentos que miden variables estrechamente relacionadas con la personalidad, como son la aceptación- rechazo paterno, la implicación del padre en el desarrollo de los hijos, y el poder y prestigio que los niños consideran que tienen sus progenitores, los cuales deberían aparecer vinculados al ajuste psicológico infanto-juvenil, según la IPARTheory descrita en la introducción.

Entre los resultados encontrados puede observarse que, como predice esta teoría, el rechazo percibido, tanto por parte de los padres como de las madres, correlaciona positiva y significativamente con todas las variables del PAQ estudiadas, a excepción de la dimensión "dependencia ", cuya relación con el rechazo es negativa (véase tabla 3), lo que supone un mayor desajuste psicológico cuanto mayor rechazo se percibe. Asimismo, cuanto mayor es la implicación del padre en el desarrollo del hijo, menores niveles de desajuste psicológico presenta este último, como también es esperable en base a la literatura al respecto. De nuevo, la nota discordante la constituye la dimensión "dependencia".

 

 

Por último, la persona que los niños consideran que posee más "poder" en el ámbito familiar, su padre o su madre, no parece afectar a su ajuste psicológico; si bien cuanto mayor es el "prestigio" que atribuyen a los padres, por encima de las madres, mayor desajuste se aprecia. Esto confirma lo obtenido en muestras españolas (Carrasco, Holgado y del Barrio, 2014).

Para estudiar la validez convergente del PAQ se empleó la medida de cribado psicopatológico infanto-juvenil más utilizada a nivel mundial, el Youth Self Report (YSR; Achenbach y Rescorla, 2001). Todas las dimensiones del PAQ, así como la escala total del mismo, correlacionan positiva y significativamente con la puntuación total del YSR, así como con los valores relativos a problemas tanto exteriorizados como interiorizados evaluados por este cuestionario de ajuste psicológico. Este dato es el esperable, al ser ambas medidas de ajuste psico(pato)lógico, confirmándose la excelente validez del PAQ. Sólo se encuentra una excepción a esta tendencia, a mayor nivel de dependencia evaluada por el PAQ, menor nivel de psicopatología en el YSR.

 

 

Diferencias por sexo

Utilizando la t de Student para muestras independientes, se encontraron diferencias estadísticamente significativas en las dimensiones dependencia y en baja respuesta emocional, siendo las chicas las que puntúan más alto en dependencia y sus compañeros los que presentan menores niveles de respuesta emocional, como se espera según la literatura reciente. En el resto de las dimensiones y en la escala total no se observaron diferencias por sexo significativas. Las puntuaciones medias y las desviaciones típicas correspondientes para ambos sexos se muestran en la tabla 5.

 

 

Este es un dato novedoso, al no existir estudios previos que empleen el PAQ en población infanto-juvenil española.

Baremación del PAQ

En el apéndice B encontramos los baremos de la adaptación española del instrumento de ajuste psicológico Personality Assessment Questionnaire (PAQ) realizados sobre una muestra de 869 sujetos. Se presentan cinco tablas con información acerca de las puntuaciones directas en las siete escalas que lo componen, así como en la puntuación total del PAQ; asimismo, se muestran los percentiles correspondientes. Debido al amplio rango de edad de la muestra, las cuatro primeras hacen referencia a sendos rangos de edad (9-10 años; 11-12 años; 13-14 años; y 15-16 años). Por otro lado, y teniendo en cuenta las diferencias sexuales encontradas, se consideró imprescindible realizar dos baremos y presentar las puntuaciones directas y sus correspondientes percentiles para la muestra de chicos y chicas separadamente.

 

 

Discusión

Los análisis factoriales llevados a cabo permiten confirmar en parte la dimensionalidad del instrumento. Seis de sus escalas parecen comportarse como se esperaba según la literatura, si bien la dimensión "dependencia", aunque posee una fiabilidad y poder de discriminación aceptable, no fue incluida en la escala total referida al ajuste psicológico de niños y adolescentes. Por ello, los análisis factoriales confirmatorios se llevaron a cabo excluyendo dicha variable. Según sugiere el de segundo orden, no sólo es conveniente emplear las seis subescalas restantes referidas a las disposiciones de personalidad descritas por Rohner sino una medida global de "(des)ajuste" psicológico que incluya todas ellas.

Se requiere de más datos y futuras investigaciones para poder explicar el papel de la variable "dependencia" dentro de la Teoría de la Aceptación-Rechazo, si bien nos atrevemos a sugerir que los resultados obtenidos en este estudio podrían explicarse por la ausencia en la muestra de niveles de dependencia que pudieran ser considerados "patológicos " o disfuncionales, de modo que tendrían sentido los resultados obtenidos: a mayores niveles normales o "sanos" de dependencia, que muestran simplemente que los niños necesitan y buscan moderadamente a sus figuras parentales, mejor ajuste psicológico presentan (y no lo contrario, como predeciría la teoría en relación a esta variable). Yendo más lejos, podría plantearse si la "dependencia " tal y como la evalúa Rohner a través de los seis ítems correspondientes puede considerarse un constructo "disfuncional" como el resto ya que, como se refleja en las correlaciones con el resto de las escalas, no parece que todas las que componen el instrumento estén evaluando lo mismo, en este caso, el "desajuste psicológico". No obstante, es destacable que ya en el propio manual del instrumento se muestran las correlaciones negativas entre la dimensión dependencia y otras cuatro escalas (autoestima negativa, autoeficacia negativa, baja respuesta emocional y visión negativa del mundo) (Rohner y Khaleque, 2005). A pesar de este dato, el instrumento sigue incluyendo esta dimensión, la cual constituye una de las medidas que deben sumarse para obtener la puntuación total del instrumento. Por todo lo comentado, nuestra sugerencia sería no incluir esta variable a la hora de obtener la puntuación total del PAQ. Por otro lado, consideramos que el papel de esta variable debería estudiarse más detenidamente en el futuro.

Los resultados también permiten concluir que, en términos generales, las distintas escalas que constituyen el PAQ poseen niveles aceptables de fiabilidad, en relación a algunas escalas incluso por encima de los encontrados en el manual del instrumento (hostilidad, dependencia, inestabilidad emocional). La única excepción la constituye la dimensión "baja respuesta emocional", con niveles más modestos. Asimismo, el grado de fiabilidad de la escala global es alto. Estos datos se asemejan a los obtenidos en otros estudios transculturales (Khaleque y Rohner, 2002; Lila et al., 2007; Rohner, 1990, 1998; Rohner y Chaki-Sircar, 1988; Rohner y Khaleque, 2005).

En relación a la validez del instrumento, los resultados obtenidos acerca de la relación entre el ajuste psicológico evaluado por el PAQ y aquellas otras variables constitutivas de la IPARTheory como la percepción de aceptación o rechazo paterno, tanto por parte de la madre como del padre, así como de la implicación paterna o la percepción de poder y prestigio del padre y de la madre, permiten corroborar una excelente validez de constructo. Esto es así debido a que los resultados obtenidos confirman los postulados de la teoría mencionada, de modo que a mayores niveles de desajuste psicológico, tanto global como el relativo a cada una de las disposiciones de personalidad evaluadas, se asocian a un mayor rechazo percibido por ambas figuras parentales (Khaleque, 2013; Khaleque y Rohner, 2002, 2011, 2012; Rohner y Khaleque, 2008; Rohner et al., 2003), una menor implicación del padre en la crianza del hijo (Allgood, Beckert y Peterson, 2012; Amato y Rivera, 1999) y un mayor prestigio asignado al padre en detrimento de la madre (Carrasco et al., 2014).

Por otro lado, el PAQ también posee una excelente validez convergente, al haberse encontrado altas y significativas correlaciones entre todas las dimensiones del mismo y el instrumento de despistaje psicopatológico más empleado a nivel mundial para detectar patologías en los jóvenes, tanto de carácter interiorizado como exteriorizado y, por tanto, para estudiar el desajuste psicológico subyacente que también el PAQ pretende evaluar. Estos datos corroboran lo obtenido en investigaciones transculturales previas (Cournoyer, 1989; Rohner et al., 1996). De nuevo, la nota discordante la encontramos en relación a la variable "dependencia", la cual correlaciona negativamente tanto con la puntuación total del YSR, que representa el grado de patología o desajuste global, como con las dos dimensiones que lo constituyen, problemas interiorizados y exteriorizados. Esto apoyaría la hipótesis de que esta disposición de la personalidad no constituye una variable "patológica " y, por ende, no debería ser incluida en un instrumento que pretenda evaluar el "desajuste psicológico".

En relación a las diferencias sexuales encontradas, éstas parecen ajustarse a la literatura actual al respecto, ya que las chicas se muestran más dependientes mientras sus compañeros varones presentan una menor respuesta emocional. No obstante, resulta curioso el hecho de no haber encontrado diferencias en variables como la hostilidad, dimensión en la que los varones suelen puntuar significativamente más alto, o en autoestima negativa e inestabilidad emocional, aspectos más acusados en las chicas. Esto puede deberse a que el estudio de las diferencias se llevó a cabo con la muestra total, no por grupos de edad, y la evolución de estos constructos en cada uno de los sexos varía de manera importante a lo largo de las primeras etapas vitales.

Resumiendo, se puede considerar que la adaptación española del PAQ, en términos generales, posee una adecuada consistencia interna, tanto para la escala global como para cada dimensión particular; buenos niveles de discriminación, mostrando que constituye un buen índice del ajuste psicológico infanto-juvenil; adecuada validez de criterio, al mostrar que es sensible al rechazo y la falta de implicación paternas; y una adecuada validez convergente.

Como puede extraerse de los resultados, se necesitas futuras investigaciones que profundicen en el estudio de mayores evidencias a favor del instrumento PAQ, empleen múltiples fuentes de información, no únicamente autoinformes, examinen índices de fiabilidad test-retest para comprobar la estabilidad del mismo en el tiempo, corroboren el poder de discriminación del instrumento, empleando para ello grupos criteriales (muestra clínica versus no clínica), y examinen la invarianza factorial del instrumento en ambos sexos y en los distintos grupos de edad, todo lo cual permita una mayor generalización de los resultados.

 


* Tanto la versión original de este instrumento como su adaptación en castellano pueden obtenerse en la siguiente página web: www.rohnerresearchpublications.com.

** Tanto la versión original de este instrumento como su adaptación en castellano pueden obtenerse en la siguiente página web: www.rohnerresearchpublications.com.

*** Tanto la versión original de este instrumento como su adaptación en castellano pueden obtenerse en la siguiente página web: www.rohnerresearchpublications.com.

 

Referencias

1. Achenbach T. y Rescorla L. (2001). The Manual for the ASEBA School-Age Forms & Profiles. Burlington: University of Vermont, Research Center for Children, Youth y Families.         [ Links ]

2. Amato, P. R. y Rivera, F. (1999). Parental involvement and children's behavior problems. Journal of Marriage and the Family, 61, 295-313. doi: 10.2307/353755.         [ Links ]

3. Allgood, S. M., Beckert, T. E. y Peterson, C. (2012). The role of father involvement in the perceived psychological well-being of young adult daughters: A retrospective study. North American Journal of Psychology, 14, 95-110.         [ Links ]

4. Carrasco, M. A., Holgado, F. P. y del Barrio, V. (2014). Effects of parental interpersonal power/prestige and acceptance on the psychological adjustment of Spanish youth. Cross-Cultural Research, 48, 1-11 doi: 10.1177/1069397114528466.         [ Links ]

5. Carrasco, M. A. y Rohner, R. P. (2013). Parental accept and children's psychological adjustment in the context of power and prestige. Journal of Child and Family Studies, 22, 1130-1137. doi: 10.1007/s10826-012-9675-0.         [ Links ]

6. Cournoyer, D. E. (1989). Recent evidence concerning the validity and reliability of self-reports of perceived parental accept-reject and personality attributes. Manuscrito no publicado. Center for the study of parental acceptance and rejection, University of Connecticut-Storrs.         [ Links ]

7. Cournoyer, D. E., Sethi, R. y Cordero, A. (2005). Perceptions of parental acceptance-rejection and self-concepts among Ukrainian university students. Ethos, 33, 335-346. doi: 10.1525/eth.2005.33.3.335.         [ Links ]

8. Demetriou, L. y Christodoulides, P. (2011). Personality and Social Adjustment of Greek-Cypriot youth. The Cyprus review, 23, 81-96.         [ Links ]

9. Finley, G. E. y Schwartz, S. J. (2004). The father involvement and nurturant fathering scales: retrospective measures for adolescent and adult children. Educational and Psychological Measurement, 64, 143-164. doi: 10.1177/0013164403258453.         [ Links ]

10. Hale, W. W., Van Der Valk, I., Engels, R. y Meeus, W. (2005). Does perceived parental rejection make adolescents sad and mad? The association of perceived parental rejection with adolescent depression and aggression. Journal of Adolescent Health, 36, 466-474. doi: 10.1016/j.jadohealth.2004.04.007.         [ Links ]

11. Hussain, S. y Munaf, S. (2012). Gender difference in perceived childhood father rejection and psychological adjustment in adulthood. Journal of Behavioural Sciences, 22, 100-114.         [ Links ]

12. Imam, F. (2004). Perceived maternal warmth and personality dispositions of high and low achievement girls in Karachi. Pakistan Journal of Psychological Research, 19, 51-60.         [ Links ]

13. Khaleque, A. (2013). Perceived parental warmth and affection, and children's psychological adjustment, and personality dispositions: A metaanalysis. Journal of Child and Family Studies, 22, 297-306.         [ Links ]

14. Khaleque, A. y Rohner, R. P. (2002). Reliability of measures assessing the pancultural association between perceived parental acceptance-rejection and psychological adjustment: A meta-analysis of cross-cultural and intracultural studies. Journal of Cross-Cultural Psychology, 33. 87-99. doi: 10.1177/0022022102033001006.         [ Links ]

15. Khaleque, A. y Rohner, R. P. (2011). Pancultural associations between perceived parental acceptance and psychological adjustment of children and adults: A meta analytic review of worldwide research. Journal of Cross-Cultural Psychology, 43, 784-800. doi: 10.1177/0022022111406120.         [ Links ]

16. Khaleque, A. y Rohner, R. P. (2012). Transactional relations between perceived parental accept and personality dispositions of children and adults: A meta-analytic review. Personality and Social Review, 16, 103-115.         [ Links ]

17. Khaleque, A., Rohner, R. P., Riaz, M., Laukkala, H. y Sadeque, S. (2011). Perceived parental acceptancerejection and psychological adjustment of children: A cross-cultural study in Finland, Pakistan, and The United States. Psychological Studies, 52, 114-119.         [ Links ]

18. Kim, E. (2008). Psychological adjustment in young Korean American adolescents and parental warmth. Journal of Child and Adolescent Psychiatric Nursing, 21, 195-201. doi: 10.1111/j.17446171.2008.00154.x.         [ Links ]

19. Lamb, M. (1997). Father and child development: An introductory overview and guide. En M. Lamb (Ed)., The role of the father in child development. (3.a ed) (pp 1-18). New York: Wiley.         [ Links ]

20. Lewis, C. (1997). Fathers and preeschoolers. En M. Lamb (Ed). The role of the father in child development. (3.a ed) (pp 121-142). New York: Wiley.         [ Links ]

21. Lila, M., García, F. y Gracia, E. (2007). Perceived paternal and maternal acceptance and children's outcomes in Colombia. Social Behavior and Personality, 35, 115-124. doi: 10.2224/sbp.2007.35.1.115.         [ Links ]

22. Matejcek, Z. y Kadubcova, B. (1983). Perceived parental acceptance-rejection and personality organization among Czech elementary school children. Cross-cultural Research, 18, 259-268. doi: 10.1177/106939718301800401.         [ Links ]

23. Nunnally, J. C. y Berstein, I. H. (1994). Psychometric theory, (3.a ed). New York: McGraw-Hill.         [ Links ]

24. Riaz, M. N. (2003). Perceived parental acceptance-rejection, control, and personality characteristics of adolescents. Journal of Personality and Clinical Studies, 19, 7-17.         [ Links ]

25. Riaz, M. N. (2010). Perceived parental warmth, father involvement and psychological adjustment of children in Pakistan. Ponencia presentada en el 3er International Congress on Interpersonal Acceptance Rejection, julio, Padua (Italia).         [ Links ]

26. Rohner, R. P. (1978). Development and validation of the Personality Assessment Questionnaire: Test Manual. Beverly Hills, CA: Sage Publications, Inc.         [ Links ]

27. Rohner, R. P. (1986). The warmth dimension: Foundations of parental acceptance-rejection theory. Beverly Hills, CA: Sage Publications, Inc.         [ Links ]

28. Rohner, R. P. (1990). Handbook for the study of parental acceptance and rejection, (3.aed). Storrs, CT: Rohner research publications.         [ Links ]

29. Rohner, R. P. (1998). Parental acceptance and rejection bibliography. Storrs, CT: University of Connecticut, Center for the study of parental acceptance and rejection.         [ Links ]

30. Rohner, R. P. (1999). They love me, they love me not: A worldwide study of the effects of parental acceptance and rejection.Storrs, CT: Rohner Research Publications.         [ Links ]

31. Rohner, R. P. (2004). The parental "acceptance-rejection syndrome": Universal correlates of perceived rejection. American Psychologist, 59, 830-840. doi: 10.1037/0003-066X.59.8.830.         [ Links ]

32. Rohner, R. P. (2011). Parental Power-Prestige Questionnaire (3PQ). En R. P. Rohner Measures for use in parental acceptance-rejection research. (pp 134-135). Storrs, CT: Rohner research publications.         [ Links ]

33. Rohner, R., Bourque, S. y Elordi, C. (1996). Children's perceptions of corporal punishment, caretaker acceptance, and psychological adjustment in a poor, biracial, southern community. Journal of Marriage and the Family, 58, 842-852. 10.2307/353974.         [ Links ]

34. Rohner, R. P. y Chaki-Sircar, M. (1988). Women and children in a Bengali village. Hanover, NH: University Press of New England.         [ Links ]

35. Rohner, R. P. y Khaleque, A. (2005). Personality Assessment Questionnaire (PAQ): Test manual. En R. P. Rohner y A. Khaleque (Eds), Handbook for the study of parental acceptance and rejection (4.a ed) (pp 187-225). Storrs. CT: Rohner Research Pub.         [ Links ]

36. Rohner, R. P. y Khaleque, A. (2008). Relations between partner acceptance and parental acceptance, behavioral control, and psychological adjustment among heterosexual adult women in the U. S. En F. Columbus (Ed.), Family Relations: Behavioral, Psychological, and Sociological Aspect, (pp. 187-197). New York: Nova Science Publishers, Inc.         [ Links ]

37. Rohner, R., Khaleque, A. y Cournoyer, D. (2003). Cross-National perspectives on parental acceptance-rejection theory. Marriage and Family Review, 35, 85-105. doi: 10.1300/J002v35n03_06.         [ Links ]

38. Rohner, R., Khaleque, A. y Cournoyer, D. (2012). Introduction to parental acceptance-rejection theory, methods, evidence, and implications. Recuperado el 20 de Marzo de 2014 de http://www.csiar.uconn.edu.         [ Links ]

39. Rohner, R. P. y Rohner, E. C. (1980). Worldwide tests of parental acceptance-rejection theory (Special Issue). Behavior Science Research, 15.         [ Links ]

40. Rohner, R. P., Roll, S. y Rohner, E. C. (1980). Perceived parental acceptance-rejection and personality organization among Mexican and American elementary school children. Cross-cultural Research, 15, 23-39. doi: 10.1177/106939718001500103.         [ Links ]

41. Rohner, R. P. y Veneziano, R. A. (2001). The importance of father love: history and contemporary evidence. Review of General Psychology, 5, 382-405. doi: 10.1037/1089-2680.5.4.382.         [ Links ]

42. Rubin, K., Dwyer, K. M., Booth-Laforce, C., Kim, A. H., Burgess, K. B. y Rose-Krasnor, L. (2004). Attachment, friendship, and social functioning in early adolescence. Journal of Early Adolescence, 24, 326-356. doi: 10.1177/0272431604268530.         [ Links ]

43. Ruiz, S., Roosa, M. W. y Gonzales, N. A. (2002). Predictors of self-esteem for Mexican American and European American youth: A reexamination of the influence of parenting. Journal of Family Psychology, 16, 70-80. doi: 10.1037/08933200.16.1.70.         [ Links ]

44. Veneziano, R. A. (2000). Perceived paternal and maternal acceptance and rural African American and European American youths' psychological adjustment. Journal of Marriage and the Family, 62, 123-132.         [ Links ]

45. Veneziano, R. A. y Rohner, R. P. (1998). Perceived paternal acceptance, paternal involvement, and youths' psychological adjustment in a rural, biracial southern community. Journal of Marriage and the Family, 60, 335-343.         [ Links ]

46. Yoo, C. S. M. y Miller, L. D. (2011). Culture and parenting: psychological adjustment among Chinese Canadian adolescents. Canadian Journal of Counselling and Psychotherapy, 45, 34-52.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Profesora Dra. María José González Calderón
Universidad a Distancia de Madrid (Udima)
Facultad de CC de la Salud y la Educación
Camino de la Fonda, 20.
Collado Villalba (Madrid). CP: 28400
Teléfono: +34 918561694 (Ext. 3502)
E-mail: mariajose.gonzalez@udima.es

Recibido: 8 de mayo de 2014
Aceptado: 28 de julio de 2014

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License