SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.10 issue1Características y motivos que llevan a los padres a rechazar la vacunación de sus hijos author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Revista Clínica de Medicina de Familia

On-line version ISSN 2386-8201Print version ISSN 1699-695X

Rev Clin Med Fam vol.10 n.1 Albacete Feb. 2017

 

CARTAS AL EDITOR

 

Hipo persistente de 10 años de evolución

 

 

Sr. Editor:

El hipo o singultus es uno de los síntomas más frecuentes y molestos, generalmente es benigno y transitorio1,2. Se produce por contracciones espasmódicas, súbitas e involuntarias del diafragma, seguidas del cierre brusco de la glotis, provocando el sonido característico. El hipo puede ser clasificado según su duración en: agudo (menos de 48 h), persistente (se presenta en forma de un ataque prolongado o ataques recurrentes durante más de 48 h) y rebelde (se mantiene de forma continua durante más de dos meses)1,3. Presentamos el caso de un paciente con hipo de diez años de evolución.

Paciente de 72 años con antecedentes personales de síndrome depresivo, hernia de hiato, hábito enólico y hepatopatía crónica de origen enólico de más de doce años de evolución. El paciente presentaba hipo persistente, diario y mantenido en el tiempo desde hacía 10 años. En el seguimiento a lo largo de este tiempo, realizado por Medicina Interna y Atención Primaria, el paciente había recibido diferentes tratamientos (clorpromazina, metoclopramida, gabapentina, haloperidol y carbamacepina) sin conseguir controlar el hipo de forma óptima. Se habían realizado diferentes estudios: TAC craneal (leve aumento del tamaño triventricular y atrofia de predominio cortical), TAC torácico (tractos lineales pleuro-parenquimatosos en vértice pulmonar derecho con engrosamiento apical y calcificaciones asociadas), TAC abdominopélvico (engrosamiento de tercio distal del esófago, concéntrico e inespecífico. Hepatomegalia a expensas de lóbulo hepático derecho con signos de hepatopatía crónica), gastroscopia (mucosa sonrosada de aspecto ectópico y bordes geográficos por encima de áreas aisladas de depósito de fibrina. Mucosa antral eritematosa). En la anatomía patológica se evidenció mucosa esofágo-columnar con hiperplasia alveolar sin atipia e infiltrado inflamatorio en lámina propia. No se evidencian microorganismos ni células atípicas.

El paciente se encontraba en tratamiento con esomeprazol y gabapentina (300 mg/8 h) a pesar de lo cual persistía el hipo. Desde Medicina Interna se decidió cambiar gabapentina por baclofen (10 mg/12 h), tratamiento que fue efectivo y consiguió controlar el hipo a los siete días del inicio.

El tratamiento del paciente con hipo persistente es un verdadero desafío para el clínico. Las opciones terapéuticas se pueden dividir en no farmacológicas y farmacológicas. Las medidas no farmacológicas consisten, básicamente, en realizar una apnea forzada y respirar en una bolsa (el aumento de la concentración de dióxido de carbono inhibe el hipo) y la estimulación vagal (paso de una sonda nasogástrica, masaje rectal u oxigenoterapia). Respecto a los fármacos, se debe iniciar con clorpromazina (25 mg/8 h)3,4, siendo el único fármaco reconocido por la Food and Drug Administration (FDA). Si la respuesta es satisfactoria, se debe suspender a las 24 h sin hipo, en caso de que a los 7-10 días de tratamiento el hipo persista se debe pensar en otra opción terapéutica. El fármaco de segunda elección es metoclopramida (10 mg/6-8 h durante 7-10 días)3,4. Otros fármacos empleados son anticonvulsivantes (fenitoína, ácido valproico, gabapentina, carbamacepina), antipsicóticos (haloperidol), antidepresivos (amitriptilina, beta-bloqueantes (carvedilol), y baclofeno (5-20 mg/6-12 h)4. El baclofeno es un agonista del ácido gammaaminobutírico (GABA), inhibe la motoneurona presináptica y se usa como agente antiespástico, disminuye la actividad del centro del hipo de la médula espinal, lo cual provoca que el diafragma se relaje4. Los efectos secundarios son sedación, ataxia, delirio, alucinaciones y astenia. Algunos estudios sugieren que la respuesta a baclofeno es mejor si la duración del hipo es menor a un año, por lo que debería probarse su tratamiento de forma precoz4.

 

Gargantilla Madera P.a,b, Pintor E.b, Madrigal J.F.c y Aymerich A.c
aServicio de Medicina Interna. Hospital de El Escorial. Madrid (España).
bUniversidad Europea. Madrid (España).
cServicio de Urgencias. Hospital de El Escorial. Madrid (España).
Correo electrónico: pgargantillam@gmail.com

 

Bibliogradía

1. Pankl S, Quezel MA, Bruetman JE, Finn BC, Young P. Hipo, un desafío diagnóstico. Medicina (Buenos Aires) 2014;74(1):57-59.         [ Links ]

2. Capponi M, Luigi A, González-Hernández J. Hiccups or Syngultus: Pathophysiology and aproach to the patient Revista Memoriza.com 2010; 6:25-31.         [ Links ]

3. Marinella MA. Diagnosis and management of hiccups in the patient with advanced cancer. J Support Oncol. 2009;7(4):122-127.         [ Links ]

4. Full-Young C, Ching-Liang L. Hiccup: mystery, nature and treatment. J Neurogastroenterol Motil 2012;18:123-30.         [ Links ]

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License