SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.68 número1 índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


Sanidad Militar

versión impresa ISSN 1887-8571

Sanid. Mil. vol.68 no.1 Madrid ene.-mar. 2012

http://dx.doi.org/10.4321/S1887-85712012000100001 

EDITORIAL

 

Medical Advisors españoles en Kampala

Spanish Medical Advisors in Kampala

 

 

Javier Alsina Álvarez

General de Brigada Médico Inspección General de Sanidad.

 

 

Desde que nuestras FAS comenzaron sus despliegues en el extranjero, los miembros de Sanidad Militar hemos ido conociendo muy diversos ambientes y zonas geográficas. Ello implica que hemos tenido que reaprender lecciones olvidadas desde hace muchos años, siglos incluso, refrescar conocimientos de medicina de urgencias, de primeros auxilios, o en terminología moderna, soporte vital avanzado de combate, ponernos al día en medidas preventivas frente a amenazas sanitarias, desarrollar una serie de capacidades, como la inteligencia sanitaria, etc.

Pero además de los aspectos asistenciales que inmediatamente se nos ocurren, hay otra serie de actividades de gestión del apoyo sanitario a las que solo en los últimos años se les ha dado la importancia que realmente tienen. Y no es porque en otras épocas no se hubieran ya ejecutado en combate, sino porque se improvisaban sobre la marcha para cubrir unas necesidades en un momento concreto, y luego volvían pasar a un segundo plano ante la primacía de la medicina clínica, que al fin y al cabo era lo que se demandaba de los médicos militares.

Actualmente las operaciones en curso, los contactos con colegas de otros países, tanto en ZO como en grupos de trabajo aliados y cuarteles generales multinacionales y la necesidad de tomar parte en la planificación y gestión del apoyo sanitario, todo ello ha ido poco a poco concienciándonos de que dicha planificación y gestión es uno de los pilares básicos de la medicina militar.

En el caso que nos ocupa se trata de desempeñar el papel de Medical Advisor en el Cuartel General de la misión EUTM Somalia, situado en Kampala. En este puesto, como en otros similares en diferentes ZO, es necesario integrarse dentro de un estado mayor multinacional formado por militares de muy distintas procedencias.

De entrada es imprescindible tener un nivel adecuado de inglés para comunicarse sin dificultades ni malentendidos en un trabajo del que dependen vidas humanas. Por otro lado, en mi experiencia personal y en contra de lo que a primera vista pudiera pensarse, el hecho de que la mayoría del personal en un cuartel general multinacional tenga el inglés como segunda lengua, puede facilitar notablemente la comunicación; al fin y al cabo los acentos extranjeros suelen ser más fáciles para nosotros e incluso a menudo hasta las faltas gramaticales son similares. Es relativamente frecuente sin embargo que si hay problemas de coordinación no vengan del idioma (el personal desplegado tiene un buen nivel de inglés) sino de las distintas culturas a las que pertenezcan nuestros colegas, en las que no solo puede haber procedimientos diferentes sino que además temas tan candentes como, por ejemplo, la confidencialidad de los datos clínicos, pueden ser percibidos de manera muy desigual.

Es en este ambiente multinacional, de trabajo de staff, lejano de nuestra práctica clínica habitual, donde estuvieron desplegados los compañeros que a continuación nos relatan sus experiencias. Este tipo de misiones es cada vez más frecuente y facilita el que nuestros oficiales médicos se vayan habituando a la coordinación del personal y recursos sanitarios pudiendo, una vez adquirida la experiencia necesaria, desempeñar destinos multinacionales, tanto en España como en el extranjero.

A este respecto me gustaría subrayar que habitualmente colegas de otras nacionalidades, que han trabajado con españoles, elogian no solo las cualidades profesionales sino también la disposición y buena voluntad de la que suelen hacer gala los oficiales médicos españoles. Al fin y al cabo la multinacionalidad, en el día a día, es ante todo una cuestión de relaciones humanas.

Finalmente quisiera rendir un público homenaje al excelente trabajo realizado por nuestros compañeros que, con entusiasmo y profesionalidad, han desarrollado perfectamente unas tareas que cada vez son más parte habitual del trabajo de un oficial médico y en las que han ocupado, en pie de igualdad con compañeros de otros países, el puesto que les corresponde en el ámbito multinacional.

Creative Commons License Todo el contenido de esta revista, excepto dónde está identificado, está bajo una Licencia Creative Commons