SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.23 número1Educación médica en Perú índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Revista

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • En proceso de indezaciónCitado por Google
  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Compartir


FEM: Revista de la Fundación Educación Médica

versión On-line ISSN 2014-9840versión impresa ISSN 2014-9832

FEM (Ed. impresa) vol.23 no.1 Barcelona feb. 2020  Epub 09-Mar-2020

 

Editorial

Desarrollo de competencias docentes (desarrollo docente)

Development of teaching skills (faculty development)

Maria Nolla-Domenjó1  , Jordi Palés-Argullós1 

1Fundación Educación Médica.

La educación médica se ocupa de la formación de los profesionales médicos y de otras ciencias de la salud y su objetivo último es contribuir a la mejora de la salud de la población. Desde de la década de los ochenta hasta la actualidad es un campo que ha sufrido un gran crecimiento. En sus inicios se centraba en la formación de grado. Más adelante se puso la atención también en la formación de especialistas y, por último, en los programas y actividades de desarrollo profesional continuo. En esta evolución se abordan ya las tres fases del continuo educativo.

La mejora de la formación de los profesionales de las ciencias de la salud depende de que aquellos profesionales que desarrollan actividades docentes -que en sentido amplio son todos, ya que todos los profesionales de las ciencias de la salud deberían realizar docencia en algún tipo de formato y etapa del continuo- posean las competencias docentes necesarias para estas tareas. Sin embargo, cabe preguntarse cómo y cuándo se forman los profesionales de la salud para desarrollar sus competencias docentes.

Sorprendentemente, en España, a la mayoría de los profesionales que realizan algún tipo de docencia no se les exige ningún tipo de formación al respecto y tampoco constituyen competencias a desarrollar en el grado o en la formación especializada. Los profesionales que incluyen las competencias docentes en su desarrollo profesional continuo lo hacen de manera voluntaria, por motivación o interés personal. Sólo algunas comunidades autónomas exigen formación en competencias docentes para la acreditación de los tutores de formación especializada. Así, los profesionales a los que se les asignan funciones docentes se basan en su experiencia como aprendices o en su intuición y sentido común para ejercer como docentes, más que en evidencias de la investigación en educación.

Algunas administraciones, universidades, sociedades científicas y otras entidades han diseñado y realizado actividades de desarrollo docente. En la bibliografía anglosajona, los programas y actividades de desarrollo docente se denominan faculty (o staff) development. Una definición de desarrollo docente es la que propone Yvonne Steinert, experta canadiense en educación médica, de la Universidad McGill [1]: 'todas las actividades que realizan los profesionales de la salud para mejorar sus conocimientos, habilidades y comportamientos como profesores y educadores, líderes y gestores, investigadores y académicos, tanto en contextos individuales como grupales'. Además, el desarrollo docente puede ser un instrumento útil para el cambio organizacional. Otra definición podría ser la de un programa planificado cuyo objetivo es mejorar las competencias docentes para desempeñar correctamente los diversos roles docentes.

Poco a poco, los educadores en ciencias de la salud se van interesando cada vez más en el desarrollo docente. En este sentido, el primer encuentro internacional sobre desarrollo docente se realizó en Toronto en 2011. A partir de ese año se han sucedido bienalmente diferentes encuentros sobre dicha temática: así, en 2013, en Praga, en el marco de la conferencia de la Association for Medical Education in Europe (AMEE); en 2015, en Singapur; en 2017, en Helsinki, nuevamente en el marco de la conferencia de la AMEE, y en 2019, en Ontario. Por ello, podemos afirmar que el desarrollo docente ha tomado carta de naturaleza en el contexto de las conferencias de educación médica de ámbito internacional.

Actualmente, bajo el término general de 'desarrollo docente', las actividades van más allá del hecho de 'enseñar a los profesores a enseñar' (en especial, a transmitir información), como se hacía en los inicios, y se basan en una amplia gama de intervenciones centradas en mejorar el clima educativo, la infraestructura educativa y las prácticas educativas dentro de las organizaciones sanitarias [2].

Recientemente, Steinert ha publicado un artículo [3] en el que establece algunas recomendaciones para el desarrollo docente: ampliar el alcance del desarrollo del docente desde la enseñanza al desarrollo académico, expandir la visión del desarrollo docente para incluir el entrenamiento entre pares y el aprendizaje en el lugar de trabajo, utilizar un marco basado en competencias para elaborar programas de desarrollo docente, apoyar las identidades profesionales de los docentes a través del desarrollo del profesorado, centrarse en el desarrollo organizacional y el cambio, y promover rigurosamente la investigación y el desarrollo académico.

Otra muestra del creciente interés por este tema es que la AMEE, a través de su Comité de Desarrollo Docente, se ha interesado en promover la investigación en desarrollo de competencias docentes. Con un presupuesto de hasta 5.000 libras esterlinas, el comité prevé financiar una o más proyectos en 2020, sin incluir la creación y diseño de programas de desarrollo docente y las propuestas de evaluación. Por su parte, la revista Medical Teacher ha anunciado la publicación de un número especial, en julio de 2021, sobre investigación e innovación en el desarrollo docente en ciencias de la salud.

Con todas estas iniciativas, desde la Fundación Educación Médica queremos llamar la atención sobre el hecho de que el desarrollo docente en educación médica es un tema emergente que nos debe ocupar y preocupar para conseguir la mejor formación de nuestros profesionales.

Bibliografía/References

1. Steinert Y. Faculty development in the health professions: a focus on research and practice. Dordrecht: Springer;2014. [ Links ]

2. Morris C, Swanwick T. From the workshop to the workplace: relocating faculty development in posgraduate medical education. Med Teach 2018;40:622-6. [ Links ]

3. Steinert Y. Faculty development: from rubies to oak. Med Teach 2019;Nov. 26. [Epub ahead of print]. [ Links ]

E-mail: jpales@ub.edu

Creative Commons License Este es un artículo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons