SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.56 issue3An Alternative Approach for Acetylation of Amine Terminated Polyamidoamine (PAMAM) DendrimerProtein and Peptide in Drug Targeting and its Therapeutic Approach author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


Ars Pharmaceutica (Internet)

On-line version ISSN 2340-9894

Ars Pharm vol.56 n.3 Granada Jul./Sep. 2015

http://dx.doi.org/10.4321/S2340-98942015000300005 

ORIGINAL BREVE

 

Características clínico-epidemiológicas de pacientes hospitalizados en tratamiento con antibióticos de uso restringido en un hospital de segundo nivel: Análisis de prescripción

Clinical-epidemiological characteristics of inpatients in antibiotic treatment of restricted use in a second level hospital: analysis of prescription

 

 

Félix Gómez de Rueda1 y Ma Eugenia Tena Sempere2

1. UGC Farmacia, H.G.U. Jerez. Ronda de Circunvalación s/n. CP: 11407, Jerez de la Frontera, Cádiz, Spain.
2. UGC Oftalmología, H.S.J.D Aljarafe, Bormujos, Sevilla, Spain.

Dirección para correspondencia

 

 


RESUMEN

Introducción: La inadecuada utilización de los antibióticos restringidos (ATBr) en el entorno hospitalario, constituyen en la actualidad un importante problema de salud. Su uso indiscriminado y la ausencia de supervisión por parte de especialistas en enfermedades infecciosas, están contribuyendo a una acelerada selección de cepas resistentes, lo que se traduce en un cada vez más reducido arsenal terapéutico.
Objetivo: Analizar la correcta o incorrecta indicación de los antibióticos restringidos en nuestro hospital, de acuerdo al diagnóstico principal.
Material y método: Estudio observacional y descriptivo de una serie de 126 casos consecutivos analizados a lo largo de seis meses, en el que se revisaron tanto historias clínicas como solicitudes de antibióticos restringidos.
Resultados: El 61,11% de los pacientes a los que se les prescribió un ATBr habían recibido tratamiento previo y en un 19,84% los ATBr fueron prescritos de inicio. El 73% de las prescripciones eran inadecuadas o estaban incompletas.

Palabras clave: antibiótico restringido, resistencias bacterianas, entorno hospitalario.


ABSTRACT

Introduction: The improper use of restricted antibiotics (ATBr) in the hospital environment, currently constitute a major health problem. Their indiscriminate use and the absence of oversight by specialists in infectious diseases, are contributing to an accelerated selection of resistant strains, which translates into an increasingly smaller therapeutic arsenal.
Objective: To analyze the right or wrong indication of restricted antibiotics in our hospital, according to the primary diagnosis.
Material and methods: Observational and descriptive study of a series of 126 consecutive cases analyzed over six months, in which we reviewed both stories clinics as requests for restricted antibiotics.
Results: The 61.11% of patients who are prescribed an ATBr had been treated prior and a 19.84% the ATBr were prescribed home. The 73% remaining prescriptions were inadequate or incomplete.

Key words: restricted antibiotic, bacterial resistance, hospital setting.


Glosario de abreviaturas
- SAMR: Staphylococcus aureus meticilin-resitente
- CFT: comisión de farmacia y terapéutica
- EE.II: enfermedades infecciosas
- UGC: unidad gestión clínica
- ITUc: infección tracto urinario complicada
- NAVM: neumonía asociada a ventilación mecánica
- IPPBs: infección de piel y partes blandas
- ACVA: accidente cerebro-vascular agudo
- ERCA: enfermedad renal crónica avanzada
- SAOS: síndrome de apnea obstructiva del sueño
- HTA: hypertension arterial
- IDSA: Infectious Diseases Society of America

 

Introducción

En la actualidad, se entiende por antibióticos de uso restringido (ATBr), aquellos antimicrobianos que utilizados en monoterapia o asociados, son necesarios para el tratamiento de determinadas infecciones de ámbito nosocomial frente a las cuales no ha sido eficaz la terapia convencional. Requieren solicitud justificada de acuerdo a las indicaciones bajo las que han sido aprobados en Comisión de Farmacia y Terapéutica (CFT)1.

La restricción y el control del uso de algunos antibióticos en el medio hospitalario se fundamenta en la necesidad de evitar la selección de cepas resistentes de patógenos intrahospitalarios con las consecuencias que ello comporta2. El correcto control de la política de antibióticos en un hospital, exige además una participación multidisciplinar, un seguimiento continuo y un análisis retrospectivo periódico, para detectar posibles desviaciones y corregirse en su caso3,4.

Desde un punto de vista epidemiológico, el consumo indiscriminado de antibióticos podría ocasionar graves consecuencias tanto al paciente como al hospital o la comunidad en general. De esta forma el uso inadecuado puede provocar tres efectos indeseables importantes: incremento de las resistencias bacterianas (con el consiguiente aumento de la morbilidad y la mortalidad por infecciones nosocomiales), riesgo de sobreinfecciones e impacto directo sobre el coste asistencial5. Además, se favorece una mayor exposición del paciente a reacciones adversas por medicamentos6.

En este sentido, una adecuada política antibiótica así como una comisión multidisciplinar especializada7, hacen del uso de los antibióticos restringidos, la terapia dirigida más adecuada para cada infección. Para ello será necesario implantar diversos métodos de control como el desarrollo y uso de impresos para solicitud de este tipo de antibióticos, esfuerzos educacionales, criterios de uso propios de cada hospital y la aprobación final por parte de un especialista en Enfermedades Infecciosas (EE.II) y de la UGC-Farmacia Hospitalaria8.

El objetivo de nuestro trabajo es por tanto, analizar la idoneidad de las prescripciones de ATBr utilizados en nuestro centro de acuerdo al diagnóstico principal, así como describir las características clínicas y epidemiológicas de la población y determinar la estancia hospitalaria media de una serie de casos de 126 pacientes ingresados en un hospital de segundo nivel del sur de España.

 

Material y métodos

Estudio retrospectivo y descriptivo, en el que se revisaron las prescripciones de ATBr realizadas durante los últimos seis meses. Para ello se utilizó el impreso de solicitud de estos ATB desarrollado por el "Grupo de trabajo de uso adecuado de antibióticos" en el seno de la Comisión de Infecciones, y cuyo principal objetivo era trabajar en la mejora del tratamiento de las enfermedades infecciosas (EE.II). Además fueron revisadas las historias clínicas -a través de la aplicación DAH Especializada- de los últimos seis meses, es decir, desde 1-Octubre-2014 a 31-Marzo de 2015, ambos inclusive.

Los datos consignados en el formulario para la recogida de datos fueron: datos de filiación del paciente así como datos clínicos (diagnóstico de la infección, identificación del germen, enfermedades concomitantes, insuficiencia renal y hepática, valor de creatinina, tratamiento antibiótico previo, ATB solicitado, pauta de uso, vía de administración y servicio solicitante). Además, en nuestro centro los ATBr en el momento del planteamiento del estudio eran: linezolid, tigeciclina, daptomicina y doripenem.

Para la obtención de datos se tuvieron en cuenta todas las Unidades de Gestión Clínica (UGCs) que habían solicitado, mediante la utilización del formulario normalizado, el uso de algún ATBr. Las UGCs registradas fueron: cardiología, infecciones, oncología, nefrología, cirugía general, medicina interna, unidad de cuidados intensivos, paliativos, cirugía digestiva, hematología y reumatología.

Además se calculó la estancia media hospitalaria de los pacientes a los que se les prescribió alguno de los ATBr, con independencia de la causa de ingreso.

 

Resultados y discusión

Se revisaron un total de 126 historias, de las cuales el 62,69% fueron hombres y la edad media de la población fue de 62 años con un rango de (27-89). La distribución de solicitudes de ATBr por UGC se recoge en la tabla 1.

De la totalidad de los tratamientos prescritos mediante formulario, el 75,39% estaban acompañados de un cultivo microbiológico y filiación del germen responsable: Staphylococcus aureus meticilin-resistente (SARM): 37, Streptococcus pyogenes: 2, Streptococcus spp: 1, Actinomyces: 1, Enterococcus faecium: 12, Acinetobacter: 2, Streptococcus pneumoniae: 21, Proteus mirabilis: 5, Escherichia coli: 6 y Staphylococcus epidermidis: 8. El resto de solicitudes carecían de cultivo o bien se desconocía el germen responsable.

Tanto el diagnóstico como las comorbilidades que presentaban un elevado número de los pacientes, se muestran en la tabla 2.

El 61,11% de los pacientes a los que se les prescribió un ATBr habían estado previamente bajo tratamiento antimicrobiano, mientras que hubo un 19,84% cuyo tratamiento de inicio fue un ATBr. Para el 19,05% restante, no se especificó en la hoja de solicitud.

Además de entre los pacientes tratados, 28 de ellos mostraron insuficiencia renal (IR) con valores medios y rango de creatinina de 2,51 mg/dl (0,5-7), 66 fueron catalogados sin insuficiencia renal ni hepática y en el resto no fue declarado.

Finalmente, de los cuatro antibióticos considerados para el trabajo, solo fueron prescritos tres de ellos (linezolid, daptomicina y tigeciclina). No hubo ninguna solicitud de doripenem. La mayor incidencia de prescripción fue para linezolid i.v 600 mg/12 horas con 110 solicitudes, seguido de linezolid oral 600 mg/12 h y daptomicina con 7 prescripciones cada uno de ellos.

Tigeciclina, fue sin embargo prescrita en solo dos ocasiones, a pesar de que las guías de terapéutica antimicrobiana9,10 y la Guía de Práctica Clínica de la IDSA (2014)11, la recomiendan para el tratamiento de infecciones por SARM.

Salvo especialidades relacionadas directamente con políticas de antibióticos -EE.II y medicina interna- que sugirieron el 34,12% de las prescripciones, el resto de especialidades representaron el 65,88% de las mismas, enviando solicitudes con frecuencia incompletas y en ocasiones usando estos ATBr como tratamiento empírico. Sólo el 27% de las solicitudes consultadas, estuvieron íntegra y adecuadamente rellenas.

La estancia media hospitalaria y rango de los pacientes incluidos en este estudio fue de 11,19 días (6-21) y de todas las historias revisadas, solo fueron confirmados 3 casos de éxitus durante los episodios considerados.

 

Conclusiones

- La prescripción de ATBr debería estar perfectamente contextualizada, evitando así el uso inadecuado de estos antibióticos. Además la correcta cumplimentación de la solicitud de ATBr, podría favorecer la sugerencia de alternativas terapéuticas sin agotar estos recursos.

- La presencia de comorbilidades, podría suponer la aceleración del mal pronóstico de los pacientes con terapias inadecuadas.

- La estancia hospitalaria de un paciente, podría disminuir significativamente si el tratamiento antibiótico es dirigido y basado en pruebas de sensibilidad.

 

Conflicto de interés

Los autores declaran que no existe conflicto de interés.

 

Referencias

1. Rodríguez Baño J, Pascual Hernández A, Terol Barrero P, Arenzana Seisdedos A, Batista Díaz N, Beltrán García M et al.. Guía de antibioterapia. Hospital Virgen Macarena. Sevilla. 2015. (consultado 23/02/2015). URL: http://www.hospital-macarena.com/antibioterapia/index.php?option=com_content&view=article&id=50:antibi%C3%B3ticos-de-uso-restring ido&catid=15&Itemid=128.         [ Links ]

2. Gómez González MJ, González Moreno M, Ibáñez Valcárcel EM, Lorenzo Moratalla E, Mansilla Graells P, Martínez Tomás MJ, Gracia Ruiz Palomo MG. Evolución de la prescripción de antibióticos restringidos en el hospital General de Albacete. (Consultado 23/02/2015) URL: https://www.uclm.es/ab/enfermeria/revista/numero 4/antibiotico4.htm.         [ Links ]

3. Grau Cerrato, S. Evolución de la prescripción de antibióticos restringidos en un Hospital General durante tres años. Farmacia Clínica 1990; 2: 122-130.         [ Links ]

4. González del Tánago del Río, S. Evolución de la prescripción y consumo de antiinfecciosos restringidos en un hospital durante 24 meses. Farmacia Clínica 1991;1:25-32.         [ Links ]

5. Estudio de la utilización de antibióticos de un hospital comarcal. Años 1998-2002. Farm Hosp. 2004;28:410-418.         [ Links ]

6. Simmons HE, Stoley PD. This is medical progress?. Trends and consequences of antibiotic use in the United States. JAMA; 227:1023-1028.         [ Links ]

7. Bartolomé de Gorostiza F, Ferré I, Ramos E. El control de La política de antibióticos en el hospital por medio de los datos de suministro de los mismos por el servicio de farmacia. Farm Clin 1984; 1:61-72.         [ Links ]

8. Durbin WA, Lapidas B, Goldmann DA. Improved antibiotic usage followin introduction of novel prescription system. JAMA. 1981;246:1796-1800.         [ Links ]

9. Mensa J, Gatell JM, García-Sánchez JE, Letang E, López-Suñé E, Marco F. Guía de Terapéutica Antimicrobiana 2014. Ed. Antares. (consultado 11/02/2015). URL: http://www.escofetzamora.com/html/cast/catalogo/doc/GUIA-2014.pdf.         [ Links ]

10. Gilbert DN, Moellering RC, Eliopoulos GM, Chambers H, Saag MS. La Guía Sanford para el tratamiento antimicrobiano 2013. 43a Edición. (consultado 11/02/2015). URL: http://bibliotecabiomedica.bligoo.com.pe/media/users/19/995094/files/236822/Guia_Sanford_2013.pdf.         [ Links ]

11. Dennis L. Stevens, Alan L. Bisno, Henry F. Chambers, E. Patchen Dellinger, Ellie J. C. Goldstein, Sherwood L. Gorbach,Jan V. Hirschmann, Sheldon L. Kaplan, Jose G. Montoya, and James C. Wade. Practice Guidelines for the Diagnosis and Management of Skin and Soft Tissue Infections: 2014 Update by the Infectious Diseases Society of America. Clin Infect Dis. 2014,59:147-159.         [ Links ]

 

 

Dirección para correspondencia:
Félix Gómez de Rueda
UGC Farmacia, H.G.U. Jerez.
Ronda de Circunvalación s/n.
CP: 11407, Jerez de la Frontera,
Cádiz, Spain
cardiometa@sefh.es

Received: 19.04.2015
Accepted: 20.05.2015

Creative Commons License All the contents of this journal, except where otherwise noted, is licensed under a Creative Commons Attribution License