SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.21 issue6Presence and influence of professional family models of the health area in the decision to study medicine in a cohort of medical graduates from the University of Antofagasta author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

My SciELO

Services on Demand

Journal

Article

Indicators

Related links

  • On index processCited by Google
  • Have no similar articlesSimilars in SciELO
  • On index processSimilars in Google

Share


FEM: Revista de la Fundación Educación Médica

On-line version ISSN 2014-9840Print version ISSN 2014-9832

FEM (Ed. impresa) vol.21 n.6 Barcelona Dec. 2018

 

EDITORIAL

Estado actual de la acreditación de la formación médica continuada en España

The current state of continuing medical education accreditation in Spain

Arcadi Gual1  2  3 

1Departamento de Biomedicina; Facultad de Medicina; Universitat de Barcelona.

2Sociedad Española de Educación Médica (SEDEM)

3Fundación Educación Médica

La formación médica continuada (FMC) es el conjunto de actividades educativas (estructuradas o regladas) orientadas a la adquisición, mantenimiento o mejora de la competencia profesional. De manera genérica, la FMC se suele definir como el conjunto de actividades educativas que lleva cabo el médico una vez finalizado su período de grado y de especialización, para mantener actualizada su competencia sin que comporte una titulación adicional 1.

Cualquier médico, después de seis años de estudio de grado y cinco años de especialización, tiene delante un futuro de no menos de 35 años para ejercer. Sabemos que durante estos 35 años, los avances del conocimiento serán exponenciales y los médicos actualizarán sus competencias mediante la FMC. No es una elucubración asegurar que todos los médicos actualizan sus conocimientos mediante los diferentes recursos de que dispone la FMC.

Establecida la necesidad y el uso universal de la FMC, nos preguntamos por la necesidad de acreditarla. La más pequeña reflexión permite proponer varios argumentos que sustentan dicha necesidad, pero tan solo nos centraremos en dos. En primer lugar, ante la gran oferta formativa, que va in crescendo en calidad y cantidad, resulta útil para el médico disponer de la opinión que sobre diferentes actividades formativas han realizado los expertos. Esta opinión de los expertos, reflejada en un determinado número de créditos, permite al médico escoger la actividad que, por su calidad y duración, sea la óptima para su actualización. Pongamos por caso dos actividades de igual duración sobre el mismo tema, pero una de ellas ha sido evaluada con más créditos que la otra. Será obvio que la de mayor número de créditos, en opinión de los expertos, constituirá una actividad de mayor interés. Dicho de otra manera, la acreditación facilita al médico la correcta elección entre una oferta cada vez más extensa.

Hay un segundo argumento capital para acreditar la FMC. Además de que permite al profesional elegir con mayor conocimiento de causa, la acreditación de la oferta formativa ayuda a dirigir la FMC hacia campos, áreas, conocimientos, terapéuticas y metodologías que el profesional nunca elegiría precisamente por desconocerlas. Dado que la evaluación la realizan los expertos, no podría ser de otra manera: éstos acreditarán con especial valor (número de créditos) las actividades más pertinentes en procesos de cambio, de nuevos descubrimientos y nuevos avances de la medicina. Así, la acreditación no solo representa una facilidad para el profesional, sino que debe entenderse como un instrumento de gestión sanitaria que ayudará a que el médico esté preparado para cumplir su responsabilidad deontológica, con el fin de que el acto médico sea el mejor de los posibles en un lugar y momento determinados.

En el mapa mundial, la acreditación de la FMC está en manos de los profesionales. Sin embargo, en la ‘gestión’ de la acreditación de la FMC pueden intervenir diferentes agentes, ya sean del ámbito profesional, de la administración sanitaria o incluso del empresarial. En Estados Unidos, tanto la acreditación como la gestión están en manos de los profesionales a través de la American Medical Association (AMA), al igual que en Europa, donde la acreditación y la gestión de la FMC están fundamentalmente en la Union Européenne des Médecins Spécialistes (UEMS).

En España, disponemos de dos caminos para la acreditación de la FMC. El primero de ello, de largo recorrido y reconocido prestigio, es el que bajo la coordinación de la Comisión de Formación Continuada del Sistema Nacional de Salud gestionan las 17 comunidades autónomas. Este sistema de acreditación se ha ganado el prestigio a lo largo de los años mediante su rigor metodológico y su buena gestión, si bien en alguna comunidades, sin menoscabo de su calidad, se han ralentizado los plazos esperables. Los créditos de este sistema, al ser propios de las diferentes administraciones sanitarias (Ministerio de Sanidad y comunidades autónomas), no son cuestionados en ningún proceso de selección o valoración de profesionales como puede ser una oferta pública de empleo.

Otro sistema de acreditación de la FMC es el que las organizaciones profesionales pusieron en marcha antes de que lo hiciera la propia administración sanitaria, y que de hecho fue replicado por ésta de principio a fin. A inicios del año 2000, el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) implementó un proceso de acreditación de la FMC que pronto adoptó el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM). Con el espíritu de no soliviantar el principio de ser juez y parte, el CGCOM estructuró, junto a los máximos exponentes profesionales, lo que se denominó Consejo Profesional Médico Español de Acreditación para el DPC/FMC (SEAFORMEC) 2. Inicialmente, SEAFORMEC gestionó sus propios créditos, pero unos años más tarde, cuando el Sistema Nacional de Salud (SNS) puso en marcha el Sistema Nacional de Acreditación de la Formación Continuada, también gestionó los créditos del SNS en paralelo a las oficinas de cada comunidad autónoma. Sin embargo, una sentencia del año 2011 retiró al Ministerio de Sanidad la capacidad acreditadora de la FMC, con el argumento de que las competencias en el ámbito de la sanidad ya se habían transferido a las comunidades autónomas; en consecuencia, SEAFORMEC perdió la capacidad acreditadora porque la había recibido por delegación del Ministerio de Sanidad. Actualmente, en relación a los créditos del SNS, SEAFORMEC solo gestiona los créditos de FMC de las comunidades autónomas que específicamente se los han vuelto a delegar 3.

En cualquier caso, SEAFORMEC ha seguido acreditando la FMC con sus propios créditos, el Crédito Español Profesional de DPC/FMC (CEP-DPC). Estos créditos también se han ganado el prestigio por su rigor metodológico y su buena gestión, aunque no siempre han sido reconocidos por instituciones sanitarias del SNS. Sin embargo, los créditos de SEAFORMEC han sido reconocidos por la UEMS, de modo que, mediante un convenio de colaboración entre ambas instituciones, SEAFORMEC ha adquirido la capacidad de acreditar actividades locales españolas con créditos europeos de la UEMS, los European Continuous Medical Education Credits (ECMEC). Como síntesis, podemos decir que SEAFORMEC emite actualmente tres tipos de créditos: los créditos propios de SEAFORMEC (CEP-DPC), los créditos del SNS para las comunidades autónomas que le han transferido la gestión de la acreditación, y los créditos de la UEMS (ECMEC) para las actividades locales con una participación máxima de 400 profesionales (para una mayor comprensión, véase lafigura ).

Figura. Créditos de formación médica continuada en España. 

Finalmente, cabe destacar otra actividad relevante para los profesionales con el fin de tener acceso a créditos de FMC. Concretamente, nos referimos al reconocimiento de créditos internacionales y su conversión en créditos del SNS. Este proceso es muy oportuno para los profesionales que realizan actividades internacionales que cuenten con créditos de la UEMS (ECMEC) o con créditos de Estados Unidos o Canadá emitidos por la AMA (créditos AMA-Pra 1). Se podría dar el caso de que actividades de FMC realizadas en Europa o Estados Unidos no computasen en procesos de selección u ofertas públicas de empleo de las instituciones del SNS. Para solucionar esta cuestión, el Ministerio de Sanidad desarrolló en 2015 un acuerdo tripartito UEMS-EACCME-SEAFORMEC para proceder al reconocimiento de créditos internacionales. Este proceso se gestiona mediante una plataforma informática a la que se accede desde la web de SEAFORMEC (www.seaformec.es). Una vez que un profesional solicita el reconocimiento de créditos internacionales de FMC, la plataforma emite dos comunicaciones: una, al Ministerio de Sanidad, indicando que la actividad ha sido reconocida, y otra, al propio profesional, mediante una credencial que indica los créditos internacionales obtenidos por el profesional y su equivalencia en créditos del SNS.

En resumen, en España se dispone de tres vías o procedimientos complementarios para que un promotor de actividades de FMC pueda acreditarlas según sus intereses y los intereses del profesional. Además, se dispone de una vía específica para el reconocimiento de créditos internacionales, ya sean de la UEMS o de la AMA.

Notas

1En España, la Ley de Ordenación de Profesiones Sanitarias define la formación continuada como el proceso de enseñanza y aprendizaje activo y permanente al que tienen derecho y obligación los profesionales sanitarios, que se inicia al finalizar los estudios de pregrado o de especialización y que está destinado a actualizar y mejorar los conocimientos, habilidades y actitudes de los profesionales sanitarios ante la evolución científica y tecnológica y las demandas y necesidades, tanto sociales como del propio sistema sanitario. De manera genérica, la formación médica continuada se suele definir como el conjunto de actividades educativas que lleva cabo el médico una vez finalizado su período de pregrado y de especialización, para mantener actualizada su competencia, y que no comportan una titulación adicional.

2SEAFORMEC está integrado por cuatro instituciones:, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), la Federación de Asociaciones Científico Médicas Españolas (FACME), la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina Españolas (CNFMS) y el Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud (CNECS).

3Las comunidades autónomas que han delegado la acreditación de la formación médica continuada a SEAFORMEC son Aragón, Cantabria y Galicia.

E-mail: agual@ub.edu

Creative Commons License Este es un articulo publicado en acceso abierto bajo una licencia Creative Commons